Primer banco especializado en inversión.

Gestión patrimonial, mercados de capitales y servicios de inversión.

Vive la pasión de los mercados

El gráfico semanal: Didi y las tecnológicas chinas ¿Qué está pasando?


Dptos. De Contenidos Y Mercados De Renta 4
(Research)

13 jul 2021


La semana pasada comentábamos como las grandes tecnológicas americanas, con Facebook a la cabeza, habían tomado el relevo de las subidas bursátiles en junio, con un alza espectacular del Nasdaq del 5,5% en el mes. Se superaban así en junio los temores de inflación y de subida de tipos que habían castigado al sector tecnológico en mayo, mes en el que el Nasdaq bajó un 1,5%.

Ese buen comportamiento no se ha extendido, sin embargo, a las tecnológicas chinas. Los gráficos de Tencent, de Alibaba, o de Baidu, por citar solo algunos ejemplos, muestran una persistente caída de sus cotizaciones, que contrasta con el buen tono de sus homologas americanas. El Gobierno chino y su política de mayor control sobre las tecnológicas ha tenido mucho que ver en esas caídas en Bolsa de las tecnológicas chinas. Un mayor control que en algún caso como el de Alibaba ha sido especialmente intenso y que provocó en noviembre la suspensión de la salida a Bolsa de su filial Ant Financial, que iba a ser la mayor salida a Bolsa de la historia.

Didi Global, conocida como el "Uber chino", ha sido la última víctima de esa política de control gubernamental sobre las tecnológicas, y en concreto de la nueva "Administración del Ciberespacio China" (CAC) creada para supervisar los cada vez más importantes temas de ciberseguridad. Semanas antes de salir a Bolsa (Didi Global se estrenó en Bolsa el pasado miércoles 30 de junio, con una fuerte subida inicial que la llevo a 18 dólares por acción) el regulador chino de ciberseguridad sugirió a la empresa que revisase su red de seguridad antes de dar ese paso, pero Didi siguió adelante con sus planes. Al parecer al gobierno chino le preocupaba que la enorme cantidad de datos que Didi almacena sobre sus usuarios, información que se podría considerar estratégica.

El martes pasado China anuncio que endurecerá las reglas para que las empresas chinas salgan a Bolsa en el extranjero, provocando un desplome de mas del 20% en la cotización de Didi Global. Esa caída llevó a Didi a cotizar un 30% por debajo de los máximos alcanzados el día de su salida a Bolsa. La presión de los reguladores chinos ha ido a más estos días y el viernes ordenó a las tiendas de aplicaciones móviles eliminar 25 aplicaciones operadas por Didi Global.

Es difícil saber si estamos ante una situación similar a la que experimentaron Facebook, Google y otras grandes tecnológicas americanas hace dos años, cuando las presiones regulatorias afectaron a su cotización, creando una gran oportunidad de compra, o si más bien las nuevas medidas del Gobierno chino van a cortar de forma duradera la creación de valor de los gigantes tecnológicos chinos.

Nos inclinaríamos más bien por ver una oportunidad de compra en la actual corrección de las tecnológicas chinas, si bien hay que saber que se trata de una inversión de riesgo y por tanto solo apta para perfiles muy tolerantes.

INFORMACIÓN LEGAL

El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

Ver más...

Suscribirse

Registra tus datos y te mantendremos actualizado vía E-Mail.

He leído y acepto las condiciones legales


Solicitar asesoría personal